Las semillas de cannabis feminizadas, autoflorecientes y regulares de Dutch Passion son un clásico entre las variedades de cannabis procedentes de Holanda. Dutch Passion produce semillas feminizadas, semillas regulares y autoflorecientes desde 1987. Poseen una amplia colección genética que proveen a los cultivadores de todo el mundo. Sus orígenes se encuentran en 1972, cuando el fundador de Dutch Passion empezó un autocultivo para cubrir sus necesidades. Aprovechando sus estudios y conocimientos en biología, decidió experimentar con híbridos para mejorar su calidad.
Dutch Passion comprende perfectamente las ambiciones y motivaciones de los cultivadores, por lo que trabaja con las mejores cepas de todo el mundo para producir semillas regulares, feminizadas y autoflorecientes para todo tipo de usos, tanto medicinal, como recreativo. Su catálogo también incluye algunas variedades adecuadas para el cultivo en altura.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.